Reflejo de Moro

 

El Reflejo de Moro actúa como una respuesta de huída o lucha. Debería inhibirse entre los 2 y 4 meses de edad. Si está presente más allá de esa edad, el niño tiende a responder de forma exagerada ante ciertos estímulos: ruidos, luces intensas, movimientos o cambios de posición inesperados, permaneciendo en una situación de alerta todo el tiempo.

Algunos de los efectos a largo plazo si está retenido:

Problemas de equilibrio, mareos en transportes. Poca coordinación.
Timidez.
Dificultad para ignorar estimulación visual no relevante.
Dificultad para ignorar estimulación auditiva no relevante.
Alergias e inmunidad baja. Reacciones adversas a medicamentos.
Disgusto por los cambios en su ambiente.
Algunos de los síntomas psicológicos secundarios que pueden presentarse:

  • Ansiedad elevada.
  • Cambios de humor.
  • Dificultad para encajar las críticas.
  • Hiperactividad seguida de fatiga.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Baja autoestima.
  • Inseguridad, dependencia.
  • Necesidad de manipular las situaciones.
Reflejo de moro Elena Garcia Gómez

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies